Y sin embargo, es conflicto de interés

Se equivocaron los periodistas: nadie incurrió en conflicto de interés. Enrique Peña Nieto, Angélica Rivera y Luis Videgaray han sido absueltos. Virgilio Andrade, pontífice máximo de la ética pública, los ha exonerado.

La Casa Blanca de la primera dama se adquirió mediante operación inmaculada. Lo mismo que la residencia de fin de semana, en Malinalco, del secretario de Hacienda, o la propiedad en Ixtapan de la Sal del Presidente de la República.

Para leer columna completa: Clic aquí