No se trata del cubano Fidel, sino del mexico-americano, Julián Castro, quien este fin de semana anunció que pretende contender en el 2020 para la presidencia de los Estados Unidos por el partido demócrata.

Para leer columna completa: Clic aquí

Previous post Privación injusta de la libertad
Next post Guardia Nacional: ¿desmilitarizar militarizando?