Donald Trump llegó a la Casa Blanca con la firme intención de deshacer buena parte, si no es que todo, lo que había logrado su predecesor, Barack Obama.

Previous post “Solecito” contra la horrenda oscuridad
Next post Luis Donaldo Colosio