Es la metáfora de la sociedad y su gobierno: un grupo de agentes participa en la tortura de un supuesto criminal. Mientras uno coloca la bolsa de plástico sobre la cabeza de la víctima, otros miran igual a como lo harían mientras el carnicero destaza el lomo de un cerdo.

No intervienen y tampoco desaprueban. Un par de individuos filma con indolencia para que el acto de crueldad logre permanecer en el tiempo. El video fue colgado en el sitio Mexicoleaks. En él se muestra que los perpetradores son integrantes de la Policía Judicial del Estado de México.

Para leer columna completa: Clic aquí

Previous post Analfabetas digitales y la pornografía
Next post Venezuela, el fin del bolivarismo