El primero de mayo de este año el Jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, detonó un debate, un debate importantísimo y es si valía la pena revisar el precio del salario mínimo que en México hace muchos años que es muy bajo, prácticamente no alcanza para nada, esto según todos los indicadores, sin embargo esta propuesta ha recibido ya reclamos muy fuertes, es una discusión interesante que necesitamos revisar de un lado asumir que por justicia el salario mínimo no sirve para nada y hay 7 millones de personas que lo ganan, del otro lado los que dicen si se sube de sopetón va a haber un daño irreparable para la economía ¿Cuál de las dos posiciones tiene razón? ¿A cuál le hacemos caso? No se pierda Espiral hoy de eso hablaremos esta noche.

Previous post Situación educativa en Oaxaca
Next post ‘¡Ánimo, Montana!’