Reino Unido frente al Brexit

El próximo 23 de junio los ciudadanos del Reino Unido saldrán a votar sobre la permanencia de Inglaterra, Gales, Escocia e Irlanda del Norte en la Unión Europea.

No es la primera vez que la tradición antieuropeísta del antiguo imperio británico se manifiesta en las urnas. En 1975, los ciudadanos británicos defendieron la permanencia del Reino Unido en la entonces Comunidad Económica Europea, antecesora de la actual Unión.

Entonces, el voto por Europa venció holgadamente, con 67% del sufragio en favor. En 2016, sin embargo, la situación es mucho más complicada pues según indican las últimas encuestas existe una división perfecta entre europeístas y nacionalistas británicos, con 50% del voto de cada lado.

¿Por qué ha vuelto el antieuropeísmo al Reino Unido? ¿Cómo explicar la tradición escéptica de Londres frente a la Unión Europea? ¿Qué pasaría si el referéndum de junio, en efecto, determina la salida del Reino Unido de la Unión Europea?