Uno de los temas con los que solemos llenarnos la boca cada vez que pensamos en el desarrollo del país es el turismo, pensamos románticamente o nostálgicamente, por qué este país no puede vivir más y mejor a partir de las divisas, de los recursos que deja el turismo, los políticos cuando toman posesión de un municipio o de un gobierno advierten, aseguran que van a tener una gran política turística y sin embargo el país viene cayendo como destino turístico con respecto al mundo.

Previous post Las batallas de la ciudadanía mexicana
Next post Todo contra la desigualdad