Este programa esta dedicado a Adriana Manzanares una mujer indígena de Guerrero juzgada, criminalizada por su condición de mujer, de indígena, de pobre, por una circunstancia de salud acusada de homicidio en razón de parentesco porque perdió un bebé y la acusaron falsamente, su caso no es único en Campeche, en Chiapas, en Guerrero, en otras comunidades indígenas resulta el mismo problema, comunidades que juzgan a la mujer por razones morales, que llevan su caso ante la autoridad judicial y autoridades judiciales que no saben discernir, que se hacen cómplices de estos juicios morales y que llevan a las indígenas a padecer sentencias inaceptables.

Previous post La informalidad es uno de las variables que mejor explican la desigualdad
Next post La informalidad discrimina