Moverse en las ciudades mexicanas es francamente una tortura, el promedio por trayecto en la ciudad de México es de 1 hora 20 minutos. Es decir, aproximadamente 16 horas se pierden por persona a la semana en transporte. Si juntamos todas esas horas en el Valle de México estaríamos hablando de más de 3 millones de horas tiradas a la basura. Moverse también es una tortura porque es inseguro, afecta el ánimo para trabajar y, sin embargo, hemos hecho muy pocos esfuerzos.

Previous post Reflexión sobre los líderes de partidos
Next post ¿Dónde anda Emilio Chuayffet?

One thought on “Movilidad como derecho

Los comentarios están cerrados.