“Es México, capisce?” – habría dicho el Padrino para forzar la circunstancia a su favor, desde luego sin añadir el “goei”. Pero Rafael Márquez Gasperín decidió imponer estilo propio, más chilango y coloquial, a la hora de explicarse con el policía que acudió a poner límites a su arbitrariedad.

No es tarea sencilla definir qué es México y sin embargo este muchacho de 21 años parece tenerlo muy claro.

Debo decir que me despierta una gran curiosidad lo que quiso decir. ¿Es México un consenso? ¿Una identidad rígida? ¿Una tabla de ley? ¿Un modo de ser sin remedio? ¿Una pintura rupestre? ¿Un orden de las cosas inconmovible?

Para leer columna completa: Clic aquí

Previous post Narcotráfico en Estados Unidos
Next post Claudio Lomnitz “El regreso del camarada Ricardo Flores Magón”