Max Weber fue sin duda el pensador político más potente del siglo XX, podemos discutirlo por lo pronto ese es mi autor favorito sobretodo por la capacidad que tuvo de construir una mirada hacia el estado como un instrumento de racionalidad, de sobrevivencia y de bien común para los seres humanos, de ahí que hoy nos permitamos hablar de Max Weber y de esta edición Economía y Sociedad que acaba de publicar el Fondo de Cultura Económica.

Previous post García Luna, Estrada y Cabeza de Vaca
Next post El ABC y la política del “yo no fui”