Marichuy debe estar en la boleta

Tiene un modo de moverse, de hablar y razonar que no es común en la política. No lleva prisa, ni tiene respuestas definitivas. Es genuinamente indígena, es mujer común, no presume, no se impone, no pontifica.

Desentrona con el resto de las opciones y justo por ello sería saludable que su nombre llegase el año próximo a la boleta electoral.

Para leer columna completa: Clic aquí