Los de arriba no son corruptos

Como si fuera pelea de box, los espectadores estamos ante el último round por el sistema anticorrupción.

De un lado, el PRI y sus aliados del PVEM y Panal. Enfrente, PAN y PRD que han hecho propio el reclamo lanzado desde las butacas por varias organizaciones de la sociedad.

El pleito está bueno porque hay dos visiones muy distintas en disputa.

Para leer columna completa: Clic aquí