#LordMeLaPelas

¿Por qué Raúl Libién, alias #LordMeLaPelas, se asume un hombre tan poderoso, arrogante y prepotente?

En África dicen que se necesita de toda una comunidad para educar a una persona. Cabría añadir que también es una comunidad la que se precisa para envilecer a un ser humano.

Raúl Libién, quien ordenó a sus guaruras que golpearan a Arne aus den Rethuen – un funcionario de alto rango en la delegación Miguel Hidalgo – es un espécimen de nuestro zoológico. Inocente aquél que lo crea una excepción. Forma parte de una epidemia de arrogancia tolerada y aplaudida por muchos.

Para leer columna completa: Clic aquí