Previous post El juego del doble nivel
Next post Jornada por la Intransigencia

One thought on “Las cárceles federales, una mirada lastimosa

  1. Parece que la única solución seria privatizar las prisiones. Muchas cosas han mejorado al privatizarlas, por ejemplo el teléfono y los bancos. Privatizar las prisiones no sólo mejoraría las condiciones de los presos (incluso serían presionados a trabajar para pagar su estancia) y daría más transparencia al asunto. Una cárcel administrada por Unilever estaría muy interesada en una buena publicidad, y como en México somos muy exigentes con lo privado–no así con lo público–estaría siempre en el centro de atención

Los comentarios están cerrados.