La referencia no sólo fue desproporcionada, sino desproporcionadamente imbécil. En la versión 2018 del “peligro para México”, la senadora Luisa María Calderón comparó al Frente Ciudadano y a Andrés Manuel López Obrador con Adolfo Hitler.

El jueves de la semana pasada, en conferencia de prensa, la legisladora dijo textualmente: “cuando se dice que el Frente se está consolidando … y está tomando medidas populistas como las de AMLO … me preocupa muchísimo. Eso pasó con Adolfo Hitler, en la Segunda Guerra Mundial: tenía la simpatía de los ciudadanos.”

O bien la ignorancia de esta mujer es total, o supone que la tontería del resto es peor que la suya. En cualquier caso, la comparación no sólo es descabellada sino profundamente ofensiva.

Para leer columna completa: Clic aquí

Previous post Entrevista a Ernesto Cordero
Next post Los sin techo