“Yo voy a ser gobernador de Nayarit y a ti te va a cargar la chingada,”advirtió Hilario Ramírez Villanueva, alcalde de San Blas mejor conocido como el amigo Layín. Se trata del mismo político que reconoció haber robado poquito y también del sujeto que en una fiesta de cumpleaños, frente a 50 mil personas, exhibió la ropa interior de la mujer con quien estaba bailando.

La víctima de la amenaza dice que Layín iba acompañado por 20 hombres armados y también por agentes de la policía municipal. Se trata de Alberto Sánchez Cruz, una especie de Brozo nayarita, a quien emboscó ese nutrido convoy cuando el cómico conducía hacia la playa El Borrego acompañado de sus hijos.

Para leer columna completa: Clic aquí

Previous post ¿Ha sufrido usted violencia en el empleo?
Next post El error de enero