Actualmente poco más de la mitad de la población vive ya en zonas urbanas. Para el 2050, casi la misma cantidad de personas que hoy habitan en todo el mundo vivirán en ciudades, lo que representará 2/3 de la población global. ¿Cómo garantizar que para entonces haya vivienda digna suficiente para los ciudadanos? ¿Cómo combatir los problemas de las megalópolis –el tráfico agotador, la escasez de agua, la gestión de basura, la alimentación masiva- que conocemos bien en la Ciudad de México? ¿Qué hacer frente a los cinturones de miseria que concentran pobreza y desigualdad alrededor de las grandes ciudades? ¿Cómo prepararnos para enfrentar desastres naturales que, de golpe, pueden afectar a millones de personas?

En octubre de este año se llevará a cabo en Quito la histórica Cumbre de las Naciones Unidas, Hábitat III. Ricardo Raphael discute junto con un panel de expertos las respuestas posibles frente a uno de los más importantes retos para el siglo XXI.

Previous post Conapred reconoce lucha de Abel Barrera
Next post Trump, el Papa y la importancia de México en Estados Unidos