Jóvenes honduritas en la caravana

Sara dice que recién cumplió los catorce, tiene unos ojos color miel, muy bellos, la piel morena y el pelo entre castaño y rubio; le faltan dos dientes frontales, por lo que se ve más niña.

Nació en Puerto Cortés y es la primera vez que está lejos de su municipio.

Cuenta, ilusionada, que el miércoles pasado subió al metro y le gustó tanto la experiencia que la repitió más de quince veces.

Para leer columna completa: Clic aquí