Es una fotografía que retrata bien nuestra época: un joven güero y cerca de mil niños de piel morena. Sólo él tiene las manos vacías. Todos los demás en esa imagen levantan los brazos para mostrar la caja donde viene empacada su nueva tableta.

La imagen apareció publicada en un diario local. El pie de foto podría decir “El magnánimo Quetzalcóatl de Chiapas” porque se trata de Manuel “El Güero” Velasco, que esta vez no reparte cachetadas sino dispositivos electrónicos.

El Gobierno nacional regalará una tableta a cada estudiantes de quinto de primaria. Ese fue el compromiso presidencial. “Los niños van a recibir un Rolls Royce”, dice Alejo Peralta, directivo de la empresa IUSA que ganó la licitación más grande de la SEP para la adquisición de estos aparatos.

Para leer columna completa: Clic aquí

Previous post El mirreynato, un régimen que hay que derrocar
Next post Mirreynato: entrevista con Ricardo Raphael