Recientemente vimos como la reforma educativa metió acelerador, el caso emblemático Oaxaca, el estado recuperó la institución que lleva la política educativa y de paso removió algunos de los líderes sindicales que estaban impidiendo justamente esa reforma. Hoy hablaremos del origen de la sección 22, de la reputación que fue variando en el tiempo, del papel que jugó justamente esta reforma educativa y qué esperar de dicha reforma a partir de estos cambios que ocurren en Oaxaca pero impactarán en el resto del país.

Previous post Desigualdad, desigualdad, desigualdad
Next post México y Chile, aliados estratégicos