El fraude de la Tarjeta Rosa

A doña Gloria la interceptaron de camino a la escuela de sus hijos. Un promotor de la campaña de Alfredo del Mazo le ofreció la “Tarjeta Salario Rosa”. Le aseguraron que, de ganar el candidato a gobernador del PRI, podría retirar con ella dinero en efectivo.

Para inscribirse a los beneficios era necesario que doña Gloria entregara una copia de su credencial de elector y un comprobante de domicilio. Pensando que, a ella y a sus hijos les caería bien el dinero, accedió a cumplir con tales trámites. Al final recibió el documento y quedó tranquila con la promesa de que obtendría noticias en su domicilio para activar el plástico una vez que hubiera ganado Alfredo del Mazo.

Para leer columna completa: Clic aquí