El ex presidente Felipe Calderón tronó contra el aspirante panista a la Presidencia: “No es un tema de recursos públicos – escribió en Twitter- sino de simulación… Los terrenos eran del pueblo de Querétaro, y después de varias maniobras quedaron en manos de Ricardo Anaya, quien era el particular del gobernador.”

El ex panista Javier Lozano se sumó con acritud al señalamiento: “Usar perversamente una fundación que tiene un objeto social noble para lavar dinero es miserable de parte de Anaya. Es asqueroso, nauseabundo, son unos auténticos ladrones.”

Para leer columna completa: Clic aquí

Previous post No hay lugar común – Sábado 19 horas
Next post Entrevista Carlos Prieto