Hacen el mismo trabajo, tienen capacidades muy similares, son igual de productivos, entonces ¿por qué, mientras un obrero en Estados Unidos gana 35 dólares por hora, el mexicano ingresa menos de tres dólares por el mismo tiempo trabajado?

Uno, porque los primeros están organizados dentro de un sindicato que defiende sus intereses, mientras que los segundos no cuentan con ese privilegio.

Para leer columna completa: Clic aquí

Previous post Multa de 197 millones de pesos para Morena
Next post Entrevista a Paola Longoria