El pasado domingo 25 de junio se celebraron elecciones generales en España. Los comicios se llevaron a cabo a penas seis meses después de las últimas votaciones que dieron como resultado un parlamento dividido e incapaz de formar gobierno. El Partido Popular, encabezado por Mariano Rajoy, venció con 33% de los votos, lo que le otorgó un total de 137 escaños —14 más que en los comicios de diciembre. Sin embargo, el resultado le imposibilita, una vez más, salir de la parálisis y formar un nuevo gobierno.

Contrario a lo que las encuestas indicaban, el Partido Socialista Obrero Español de Pedro Sánchez se aferró al segundo puesto con un 23%. La alianza entre Podemos e Izquierda Unida resultó una decepción electoral, pues perdieron más de un millón de votos con respecto a las elecciones de 2015. Ciudadanos obtuvo 32 escaños y los partidos regionales sumaron todos 25 curules más.

Al margen de pequeñas modificaciones, el electorado español volvió a lanzar el mismo mensaje: los cuatro partidos políticos deben encontrar alianzas para formar un nuevo gobierno.

¿Cuáles son las posibles coaliciones parlamentarias que desembocarían en un nuevo gobierno? ¿Veremos la prolongación del gobierno de Mariano Rajoy o podríamos llegar a unas terceras elecciones?

Javier Brandoli, jefe de redacción de El Mundo y David Marcial, corresponsal de El País, explican el panorama posterior a las segundas elecciones españolas y las posibles salidas para finalmente formar gobierno.

Previous post ¿Cómo controlar a las fuerzas armadas? El papel de la Suprema Corte
Next post La reforma educativa que no ha sido