Tiene más preocupado a la sociedad el estrés que se produce en el trabajo que el ocurrido dentro de la escuela y, sin embargo, los datos estadísticos muestran que la población más susceptible a quitarse la vida es precisamente aquella que se halla escolarizada.

El suicidio en México muestra tasas de crecimiento que rondan un 275%, en adolescentes y adultos jóvenes que tienen edades entre 15 y 29 años.

De 2010 a 2017 perdieron la vida, por mano propia, alrededor de 48 mil personas, la mitad de ellas tenían menos de 35 años.

Para leer columna completa: Click aquí

Previous post Hemorragia terrible para el país, importar gasolina: Galván Ochoa
Next post Los Malos