En caliente

La duda crece y algo de argumento la fundamenta. El cambio de política contra el crimen organizado, tan defendido por el gobierno actual, podría estar relacionado con la vieja consigna porfirista: “Mátenlos en caliente”.De todos los episodios donde se acusa de ejecuciones extrajudiciales, el único en el que hay un proceso penal abierto contra autoridades es el de la masacre de Tlatlaya, donde 22 presuntos delincuentes podrían haber sido asesinados por efectivos del Ejército mexicano.

Sin embargo, flota en el ambiente la posibilidad de que también hayan sido ejecuciones extrajudiciales las ocurridas este año en Apatzingán (6 de enero), Villa Purificación (1 de mayo) y Ecuandureo (22 de mayo).

En la más grave de las especulaciones se suma también el expediente de Iguala (26 de septiembre de 2014), donde desaparecieron 43 normalistas.

Las explicaciones de la autoridad federal no han sido suficientemente contundentes para despejar la hipótesis.

Para leer columna completa: Clic aquí