El error de enero

Ayer el Presidente nombró a Luis Videgaray como secretario de Relaciones Exteriores. Le pareció oportuno aprovechar el acto solemne para improvisar una reacción frente al movimiento social que crece en el país en contra del gasolinazo.

Alguien en su oficina debió aconsejarlo sobre la impertinencia de enviar mensajes tan contradictorios. Hace dos años fue Luis Videgaray quien, desde la Secretaría de Hacienda, propuso la liberación del precio de la gasolina. Él es responsable principal del argumento que hoy tiene encabritados a los mexicanos. Si realmente Peña Nieto compartiera la molestia que genera esta medida no habría aprovechado el momento para tan falsa empatía hacia los ciudadanos.

Para leer columna completa: Clic aquí