La compleja situación en Siria responde cada vez más a pulsiones regionales y globales. El conflicto que se originó durante el movimiento de la primavera árabe para derrocar al dictador chiíta, Bashar al-Assad, ha escalado peligrosamente. La guerra involucra, por un lado, a Turquía, Jordania, Arabia Saudita, Francia, Estados Unidos y la coalición occidental que se enfrenta tanto al Estado Islámico como, en un distante segundo lugar, a la tiranía de los al-Assad. Del otro lado, Rusia e Irán apoyan al régimen alawi en el poder, oponiéndose también a Dáesch.

¿Cuáles son los objetivos detrás del apoyo al régimen dictatorial sirio? ¿Por qué Irán y Rusia se alinean con este frente? ¿Cuál es la perspectiva no-occidental de la guerra en Siria? ¿Pueden Rusia y Estados Unidos llegar a un genuino acuerdo en Oriente Medio? Arturo Calvillo, corresponsal del medio televisivo iraní, HispanTV, conversa con Ricardo Raphael sobre el convulso conflicto sirio, visto desde el ángulo de Teherán.

Previous post La cárcel en crisis
Next post El milagrito que la procuradora pidió al Papa