Creación de la Comisión de Estado

Leonardo Curzio (LC), conductor: Venga, ¿de qué vamos a platicar?

Ricardo Raphael (RR), colaborador: Mira Leonardo. Está anunciado para este miércoles -quizá las cosas todavía puedan cambiar- pero la instalación de esto que tú señalabas en este espacio la semana pasada, esta suerte de Comisión de Estado, una cosa que todavía suena etérea y, bueno, pues valdrá la pena ver el anuncio el miércoles sobre el tema que intenta ser un método de solución a este caos creciente y yo diría de insurgencia creciente que estamos enfrentando.

Y déjame empezar por ahí. Te escuchaba con mucha atención y en efecto, hay quienes, pues en este riego revuelto está tratando de sacar las mejores ganancias del pescador, personajes que tenían ya cuentas previas y que aprovechando ahora la debilidad del estado están tomando carreteras; personajes que tienen el alma rota y que aprovechando la circunstancia están dispuestos a detonar violencia.

Muchos otros con legitimidad en el alma, que también quieren salir a decir: “No más. Esto ya es intolerable”.

Y en efecto, es intolerable. Desde el lado de la violencia y desde el lado de la corrupción esto es intolerante. Y entonces, hay elementos para esta insurgencia, este malestar social que no hace más que crecer.

Y desde esa lógica, originalmente lo habíamos platicado aquí con María Amparo Casar varios de los jueves, había la idea de un gran pacto que pudiera enfrentar las circunstancias. En un momento dado, el Gobierno de la República y quizá también los partidos, dada su debilidad, veamos cómo está el PRD y como está el PAN, definieron que le idea de un gran pacto social para enfrentar esta crisis y esta insurgencia no daba y entonces, empieza a surgir esta idea de la Comisión de Estado.

Antes de ver su integración -lo cual me parece fundamental-, habría que hablar de los puntos que se están colocando en la agenda de esa Comisión de Estado.

Se habla de un eje muy potente en materia justamente de lucha contra la corrupción. Ya conocemos tu y yo, pues buena parte de ese sistema anticorrupción que se ha planteado. El nombramiento del fiscal anticorrupción, del fiscal de la Fepade.

Pero la idea sí es un entramado amplio. Tú dabas ya la nota donde las propuestas que distintas organizaciones han venido planteando se coloca en el corazón.

Un Estado que seriamente va a ser capaz de enfrentar la corrupción frente a actores que claramente no tienen la voluntad de enfrentar. Es decir, si parte del enojo que hoy está en las calles se debe a que quienes tendrían que estar comprometidos a evitar, por todos los medios, el conflicto de interés y el uso de recursos públicos, son los principales involucrados en los actos de corrupción.

Tú mencionadas ya lo de Sergio Perdomo la semana pasada y déjame lo retomo. Una partida de diez mil millones de pesos, es decir, 20 millones por diputado para que aprobara por unanimidad el presupuesto es infame, si eso ocurre en la Cámara de Diputados, si hay un Ejecutivo que soborna Legislativo, ¡hombre! Que nos podemos esperar el resto de la población.

LC: Y en todas las entidades federativas ocurre.

Para mí, sorpresivamente, bueno, le han endosado mucho al priísta, práctica que le ha dado muy buenos resultados, en términos de gobernabilidad. También muy buenos resultados en términos de corrupción, pero para sorpresa mía, también lo documentamos hace unos meses, la Asamblea Legislativa hace lo mismo.

Todo mundo dice: “Ah, ese dinero de gestoría, pues está muy bien. Son los gastos para hacer política”. Pero sí te abre una ventana, pues aún mundo, absolutamente terrible Ricardo.

RR: A ver, déjame abrir el paréntesis. Yo estoy de acuerdo en que los diputados hagan gestoría, es decir, que le lleven cobrar sus municipios.

Pero a ver, el problema es mucho más grave. Es que ésta es una partida que no requiere concurso, que no requiere proyecto técnico, ingenieril, que no requiere presupuesto y que una vez terminada no es necesario rendir cuentas.

Para escuchar audio completo: Clic aquí