Cállate, siéntate y pon atención

El modelo educativo mexicano es autoritario. No fue concebido para construir ciudadanos libres y críticos. Las tres frases más utilizadas en el salón de clases son: ¡Guarda silencio! ¡Pon atención! ¡Trabaja sentado en tu lugar!

Así lo afirmaron hace diez años las especialistas Cecilia Fierro y Patricia Carvajal, y poco han cambiado las cosas desde entonces.

El ambiente moral que prevalece en el salón de clase premia al alumno que imita con docilidad al maestro y no a quien tiene argumentos para desafiarlo. En efecto, la escuela mexicana continúa teniendo como núcleo atómico de su pedagogía el respeto a la autoridad.

Para leer columna completa: Clic aquí