El Brasil de Michel Temer

El pasado martes doce de mayo el Senado brasileño ratificó la revocación del mandato de Dilma Rousseff por, al menos, un período de seis meses. Acusada de manipular indebidamente la deuda pública, y en un contexto de crisis económica y profunda corrupción, Rousseff cedió las riendas del país más grande de América Latina a su vicepresidente Michel Temer.

El gobierno de Temer, del Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), ha marcado un pronunciado giro a la derecha estableciendo por primera vez desde los años de la dictadura un gabinete sin mujeres ni afrobrasileños. La vuelta conservadora de Temer se profundiza con políticas de austeridad para la endeudada economía brasileña.

La tensión en Brasil continuará durante el resto del año: en agosto, Río de Janeiro será cede de los juegos olímpicos, amenazados con postergarse por el virus del Zika. Hacia finales del año, una vez cumplida la investigación en contra de Dilma Rousseff, el Senado deberá ratificar o rechazar su salida. De no contar con 2/3 de los votos, Rousseff volvería a la presidencia.

¿Veremos a Michel Temer permanecer en la presidencia de Brasil hasta 2018? ¿Podrá Temer revitalizar la asfixiada economía? ¿Continuará la justicia destapando casos de corrupción o servirá el nuevo gobierno como escudo de la impunidad?

Hernán Gómez, periodista y académico especialista en Brasil, conversa con Ricardo Raphael sobre la vuelta conservadora de la presidencia brasileña.