En los pasillos de la política mexicana hace ya semanas que se habla con envidia por la enorme exposición mediática que ha tenido Aurelio Nuño. A toda hora y en todo lugar los medios han encontrado algo interesante que reportar sobre la actividad pública de este integrante del gabinete presidencial.

Mañana mismo el secretario de Educación tendrá puesto el micrófono todo el día, porque se presentan los resultados de la prueba Planea, el instrumento de evaluación que sustituyó a los exámenes Enlace y Escale.

Para leer columna completa: Clic aquí

Previous post Cataluña independiente, los efectos
Next post Planea y la hipótesis de la cigüeña