Si hay una región que merece toda la atención de los mexicanos, del gobierno, de la iniciativa privada, de la sociedad en su conjunto es el sur sureste, hay zonas en el país que han despegado, que están conectadas con la globalidad, que están pagando buenos salarios, que traen tazas de crecimiento altísimas, del otro lado hay regiones del país que están padeciendo justamente lo opuesto una pérdida de productividad, pérdida de ingreso y en efecto la fractura que la desigualdad impone. Desde esta perspectiva no podemos seguir asumiéndonos una misma comunidad.

Previous post Tengo un vecino que mata perros
Next post Será legal producir marihuana en México