Violación en el kínder Matatena

“Aquí no hay delito que perseguir. Los niños no fueron violados ni abusados sexualmente”.

Esta fue la respuesta que la Procuraduría General de Justicia (PGJ) de la Ciudad de México entregó primero a los padres del kínder Matatena.

Y sin embargo, ayer se presentaron ante esa misma oficina las pruebas periciales en psicología que confirman la tragedia.

Son seis familias las que han denunciado y podrían llegar a veinte. Uno de los niños maltratados tiene síndrome de Down.

Para leer columna completa: Clic aquí