Se llama Laura Álvarez Tonis y muy pocos en México saben de su existencia. Sin embargo la semana pasada estuvo cerca de irse a vivir con su esposo al número 10 de Downing Street, la casa del Primer Ministro Británico.

Nació en la delegación Iztapalapa, estudió derecho en la Universidad ICEL, plantel Ermita, trabajó en el órgano interno de control de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) y después fue funcionaria de Financiera Rural.

Para leer columna completa: Clic aquí

Previous post La misteriosa denuncia de los MPs
Next post Metrobús en Reforma