Primero democracia sindical, lo demás lo vemos luego