¿Y tú por qué no Javier?

Por Ricardo Raphael México al revés. Los partidos premian la mala reputación y castigan a los mejores. Democracia patas pa’rriba: las listas que tanto PAN como PRI han presentado para el Congreso traen sabor oxidado. Lastiman lengua y garganta el autoritarismo disfrazado, el palomeo arbitrario y el clientelismo de siempre.