Capitalismo de cuates, otra vez

Este verano decidí apartarme de mi vida cotidiana en la Ciudad de México para redactar un texto pendiente. Opté por mudarme algunas semanas a una población del Estado de México que, si bien no podría considerarse remota, lamentablemente todavía vive excluida de varios servicios, entre ellos Internet.