¿Cuánto va a influir el debate?

Si las compañías encuestadoras fuesen laboratorios médicos, que a todos nos agarren confesados. Suerte que no tratan asuntos relacionados con la salud; las variaciones que con sus resultados arrojan a propósito de la contienda presidencial hacen que hoy el diagnóstico sea harto impreciso.