Hay unos cuantos afortunados en el mundo que viven de sus ahorros o inversiones. Sólo dos de cada diez tienen este privilegio.

El resto comemos gracias a que trabajamos. Es nuestra principal fuente de sustento. Y sin embargo, tan ocupados estamos, que pocas veces prestamos atención al funcionamiento del mercado laboral.

¿Cuánto empleo disponible hay? ¿Cuáles son los trabajos mejor pagados? ¿Dónde están? ¿Por qué es tan difícil conseguir uno? ¿Importa la edad? ¿O el sexo? ¿Por qué hay países que ofrecen mejores plazas de trabajo? ¿Qué lugar ocupa México con respecto a la fuerza laboral del mundo?

Para leer columna completa: Clic aquí

Previous post Hillary vs Trump
Next post Mexicanos en el exterior