El señor de los fólderes

Los topé por todas partes. Siempre en grupo, a diez o doce metros de cada casilla. Traían bajo el brazo un fólder color crema en cuyo interior iba el padrón con las copias de las credenciales de elector y otros documentos.

Se levantaron temprano para pasar lista a los activistas. El señor de los fólderes tiene bajo sus órdenes a los responsables de llevar grupos de volantes. El activista trae a la familia y a los vecinos. Cobrarán buen dinero, siempre y cucando gane el candidato para el que trabaja. Pero antes debe pasar lista ante el señor de los fólderes.

Para leer columna completa: Clic aquí