Para conmemorar el Día Internacional en Memoria de las Víctimas del Holocausto, el investigador y analista del CIDE, Ricardo Raphael, participó la semana pasada en un encuentro en la Biblioteca de México junto a otros intelectuales como Judit Bokser, Efraim Zadoff y Hugo Hiriart.

ricardo raphael reflexiona sobre el holocausto

Ricardo Raphael recordó sus raíces turco, francesa y mexicana, y se consideró un testigo próximo de la desmemoria del Holocausto. “Mi generación, entre ésta mis primos, hemos tenido que ir desenterrando fragmentos de la historia familiar cuidadosamente enterrada, oculta”. Al recordar a sus abuelos, comentó que en algún lugar se equivocaron al creer que el dolor iba a quedar oculto gracias a la desmemoria;  “absolutamente falso, porque ese dolor continúa, pero siempre acompañado por la misma materia que constituye la traición”.

Argumentó que el genocidio se convirtió en un parteaguas para la historia del ser humano, porque nos permitimos nombrar la tragedia y dotarla, “de verdad filosófica, de verdad jurídica, en ocasiones de verdad literaria, moral, económica, científica, de verdad y esto nos ha permitido enfrentar los actos de la violencia sistemática que nos propinamos los seres humanos. Se vuelve posible entonces vivir con dignidad el presente sin verse obligado a negar el pasado, a negarse a sí mismo, a vivirse desalmado; se vuelve entonces posible mirar con claridad el futuro”, concluyó el analista, quien además se declaró detractor de los casos cerrados, de las verdades históricas únicas sin derecho a la reinterpretación.

Nota completa en Aristegui Noticias

Previous post Elecciones
Next post Precio del Petróleo