Éxito en la reforma en telecomunicaciones

/, Opinión/Éxito en la reforma en telecomunicaciones

Ricardo Raphael (RR): Tengo que hablar del éxito que implicó la reforma a telecomunicaciones, en esta lógica, de claroscuro de cualquier gobierno, creo que haces muy bien el distinguir como hay algunos temas que están siendo evaluados como en negativos, y yo creo que el tema del crimen sigue ahí, las cifras son alarmantes.

Y, el otro lado, pues los avances que se van teniendo con respecto a los desafíos que se dibujaron en el Pacto por México. Hoy te decía muy bien Zambrano, son muchos puntos, treinta y tantos, van nueve resueltos, para los primeros cien días no es malo, y asumiendo que esos nueve, algunos se antojan muy difíciles.

Y yo me pregunto contigo, con el auditorio, qué es lo que está haciendo posible que estas reformas estructurales que se veían francamente imposibles hace algunos meses…

Leonardo Curzio (LC): Inimaginables.

RR: Inimaginables, ahora estén ocurriendo. Algunas ideas que pongo a consideración tuya, del auditorio, de qué es lo que en realidad se movió, porque no me puedo quedar tranquilo con la idea de que bastó con cambiar de tlatoni, es decir, bastó con que llegara un nuevo Quetzalcoatl para que esto se destrabara, yo no dudo que Enrique Peña Nieto tenga una enorme habilidad política, creo que lo ha demostrado, pero, siendo condición indispensable, no es suficiente. Hemos tenido políticos con enorme habilidad que no lo lograron, habrá que preguntarse qué pasó.

Déjame empezar con tres hipótesis, la primera, sí se ha logrado colocar en los márgenes a los intransigentes, creo que esto es un tema que vale la pena observarse. Segundo, se ha logrado demostrar que el poder público es superior al poder privado, es una cosa que en realidad se veía casi imposible.

Y un tercero, que siempre dejamos a un lado, pero hay que insistir con él, es que sí hay un contexto de exigencia provocado en la opinión pública que ha ido creciendo, que se ha ido revisteciendo.

A lo largo de estos tres elementos, elaboro el argumento. Veamos qué pasó con los intransigentes por lo menos en estas reformas, tanto educación como a telecomunicaciones. Desde la izquierda hemos visto cómo Andrés Manuel López Obrador se va quedando en los márgenes.

El tuit que le leías a Zambrano hace un momento es literalmente un grito de alguien que está expatriado, me lo imaginé en una isla griega, de estas pequeñísimas y lejísimos a Atenas, de allá, a penas si se escucha, y tú de qué quieres tu helado, una pataleta de enojado. Es un síntoma de un intransigente, de uno de los intransigentes que ha quedado marginado de las reformas, por lo menos de estas dos, y que si sigue actuando así, va quedar también marginado de otras, de la energética y de la fiscal.

De lado de la derecha también vemos marginación a los intransigentes; muchos que decían “esto no es posible”, o incluso algunos que estaban enojados diciendo “si Calderón no pudo, Peña tampoco”, y ya no doy nombres, pero la lista es larga de calderonistas que traen la estocada y que acabaron marginados.

Y de lado de educación, Elba Esther Gordillo y una SNTE que empezaron a jugar con la intransigencia, con la retórica tradicional de la intransigencia, y les fue bastante mal. La intransigencia no solamente es un acto voluntario de marginación, puede ser un acto (inaudible) del estado.

Del otro lado, me llama mucho la atención porque se suponía que los poderes fácticos habían llegado ahí por una especie de destino manifiesto inevitable, que la democracia, por su propia estructura, hacia de los poderes públicos una instancia de bastante debilidad; y en ese discurso de poderes públicos subordinados es que llegamos a oír, por ejemplo, Elba Esther Gordillo, un problema de seguridad nacional.

Qué mala noticia fue cuando este diagnóstico se filtró de las filas de Felipe Calderón. Si el presidente y su equipo estaban viendo a Elba Esther Gordillo como problema de seguridad nacional, de cómo la podíamos ver los demás, pues resulta que no, el poder público la podía someter.

Pero deja ponerte un ejemplo más complicado. Slim es intocable, porque representa, decía la narrativa popular, el 6 por ciento del PIB, es el hombre más rico del mundo. Cómo va poder el estadito mexicano, sus autoridades pequeñitas combatir esta autoridad, y lo que haremos a final de cuentas es falso, que el poder público, el Estado mexicano, capaz de someter a sus propios intereses, al hombre más rico del mundo, al problema mayor de seguridad nacional o a la televisora que incumpla políticos o no.

En cambio, ahí en el mapa, que sí nos arroja a una lógica interesante; cuando los problemas públicos están cuestionados, y eso quiere decir cuando los funcionarios del estado no son contables, se suma, entonces, es posible enfrentarlos por esto y más.

LC: Nada más déjame apuntar una cosita ahí muy breve. Estoy completamente de acuerdo con lo que dices. A mí me sorprende que la forma en que se planteó esto a los sujetos regulados, haya sido aceptado o no como una cuestión de sometimiento de “va ser esto porque yo ordeno y mando”, hubo una labor de convicción que se refleja hoy en las posturas de Televisa, de América Móvil, de Telefónica, bueno, quizás Telefónica sea menor, pero los dos grandes, Televisa y América Móvil, diciendo, a ver, lo que está planteando este señor, a partir del poder público y el interés general, es razonable.

Entonces, ahí tenemos también una cosa importante, porque no es “yo dispongo porque soy la autoridad”, no, incluso llego a convencer y el asunto es bastante más terso, yo estoy impresionado con la lógica política que hicieron esto, es decir, entra muy bien blindado, pero también que los sujetos regulados hayan salido como salieron el día de hoy, tiene algo muy notable que quería subrayar. Sigue por favor.

RR: Tienes razón, y déjame regresar a ese punto que tú anotas, solamente mencionando lo que debería comparecer y punto.

Se cocinó un contexto de exigencia desde la opinión pública. Le preguntabas tú hace un momento al líder del PRD; bueno, y este es el fin de la Ley Televisa, sí, la famosa Ley Televisa, no se habría dado este intenso debate público, esta intensa participación de los medios de comunicación, no solamente de esos grandotes, y yo te diría, argumentos que hoy permiten dotar de contenido esta iniciativa, porque esto no se cocinó en la oficina del secretario de Comunicaciones y Transportes, o de la Presidencia, o del presidente del PAN. Son temas que se fueron densificando, volviendo sólidos y hasta contundentes en los últimos años. Y que siendo tan exigentes, obligan también a estos poderes prácticos a asumir los costos de ir en contra. Ahora, el cuarto que no lo menciona pero lo colocó, es ceder. Todos cedieron, y lo dices bien.

América Móvil y Televisa en las negociaciones, tenían pavor de salir lastimados; de hecho salieron lastimados. A ver, hay una caída de 3.31 por ciento de las acciones de América Móvil, y seguramente puede ser peor; una caída en las acciones de Televisa, ahí la subida de los otros.

Es decir, colocar el óptimo entre cada uno de los actores es una tarea complicadísima; pero hubo una voluntad de ceder de todas, y yo iría empezando por la Presidencia, es decir, sí veo una Presidencia dispuesta a ceder con tal de obtener el consenso.

Y poniendo ese ejemplo, empieza a generarse una actitud de sesión conjunta, que es parte de lo que permitió este último.

No sé si estos cuatro elementos, o marginar a los intransigentes, el poder público por encima de los privados, el contexto exigente de la opinión pública y la sesión, van a permitir que la ola de reformas se continúen.

Pero no perdamos de vista, porque si asumimos que esto tiene una solución simplona, fue el presidente y su magia, no, o fue la varita mágica del PRI y su regreso, nos vamos a equivocar y observar el conjunto, y sobre todo nos vamos a equivocar para procesar lo que sigue.

LC: Yo creo que tienes toda la razón y por supuesto, veremos cómo sigue el Pacto. Creo que han hecho un mal cálculo, Ricardo, ya para despedir esta sesión, un mal cálculo algunos políticos. Debo decir que me sorprendió el de Marcelo Ebrard, ya lo comentamos el jueves pasado diciendo, apostando un poco a que el Pacto no iba a funcionar. Creo que después de la educativa y está, que es una reforma muy importante. Y además (inaudible) con un gran respaldo de los actores políticos a poderes como tú decías en tu comentario, que hace algunos años imaginamos que era imposible tocar, era inimaginable.

Hubo un mal cálculo. Ojalá corrijan y se meta a este espíritu de cooperación con una presidencia hasta ahora muy pragmática, que está dispuesta a todo para llegar a acuerdos. Es decir, a todo quiero decir a renunciar a ciertas posturas que su propio partido había defendido a lo largo de la historia para crear estos acuerdos en beneficio del interés colectivo, el interés público.
Supongo que harán una relectura, esta mañana platicamos con Lozano. Nos decía que él ve bien la iniciativa, estaba ahí también Cordero en el acto; por tanto, algunos de los actores que habían criticado al Pacto o habían criticado a Madero por haber estado en el Pacto, en el caso de las telecomunicaciones dicen, “después de todo, es una buena reforma.

Yo espero que así lo vean la mayor parte de los actores, más allá de discutir quién la firma o quién se lleva la medalla, finalmente estamos hablando de unas medallas muy repartidas, cada quien se puede llevar la parte de la medalla que quiera. Es decir, la lógica de la esencia misma de la ley ojalá nos sirva como elemento para analizar otras.

Vienen “las más gordas”, vienen las reformas en las que habrá mucho más división. No es probable que la izquierda acompañé con este nivel de convergencia en la fiscal y en la energética. Pero bueno, el Pacto va dando, va, digamos, dando frutos y va haciendo su camino.

RR: No vayas a criticar al amargo que siento ahí en la conciencia de uno, yo también tengo mi personaje amargo. La ley secundaria en ambos temas, a mí me trae preocupado. Y más vale, a pesar de la celebración, no bajar los brazos y no renunciar a mantener un contexto de eficiencia para que la reforma a la ley secundaria se corresponda con las reformas a la Constitución, porque no olvidemos que la Constitución es lugar donde los mexicanos ponemos nuestros buenos deseos. Pero para que esos deseos se materialicen, están en otros lados y la ley General de Educación y la nueva Ley de Telecomunicaciones, que ya incluye y televisión, van a requerir mucha seriedad a la hora de ser tratadas y analizadas. Bien dicen que el diablo se pasea en las leyes secundarias.

LC: Nos decía Clara Luz esta mañana, especialista en el tema, cómo van a configurar el órgano, si es o no capturable. Es decir, todavía hay mucho camino qué andar, simplemente creo que se pasó la primera aduana. Estamos como en el aeropuerto, vamos en nuestro viaje -a dónde te gusta- ir a San Diego, nos vamos a ir de vacaciones. Estamos ya subiéndonos al avión. Ahora falta todo lo demás.

[divider scroll_text=”FUENTE”]

Comentario transmitido en Enfoque Noticias con Leonardo Curzio

TU OPINIÓN ES IMPORTANTE

TU OPINIÓN ES IMPORTANTE

By | 2014-09-06T09:04:48+00:00 marzo 13th, 2013|