Los profesores han salido a marchar en contra de la reforma educativa, particularmente los que pertenecen a la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación. Traen los argumentos que ya habíamos escuchado, varios de ellos por cierto falsos porque la reforma ni privatiza la escuela ni hace que los maestros al día siguiente se queden sin trabajo, ni mucho menos atenta contra el principio de laicidad en la educación. Son mentiras inventadas antes y continuadas ahora por estos profesores.

Previous post Sexoservidoras de la tercera edad
Next post Oaxaca y Guerrero se deshacen de la contrarreforma