Privación injusta de la libertad

La Justicia mexicana lleva demasiado tiempo al servicio de dos amos envilecidos: la demagogia punitiva y la represión social, por eso no es justicia sino abuso del poder.

Para leer columna completa: Clic aquí