Preocupante ola de violencia en Sonora

La paradoja no puede pasar desapercibida. El ex secretario de Seguridad de la cuarta transformación, Alfonso Durazo Montaño, quiere ser gobernador de un estado que se volvió muy violento durante su gestión: Sonora.

El martes 2 de marzo, por la mañana, se reportó un enfrentamiento entre grupos delictivos en la carretera que une a la población de Imuris con Magdalena de Kino.

Horas más tarde, personal de la Guardia Nacional limitó el acceso a esta vía de comunicación mientras los sicarios de dos grupos criminales en conflicto sitiaron el perímetro que conecta a Magdalena con Tubutama, El Sáric, Atil, Oquitoa y Altar.

A pesar del caos, la autoridad no dio explicación de los hechos, pero no es posible desvincular lo ocurrido de la ola de violencia que se viene experimentando en Sonora, desde Caborca hasta Magdalena de Kino, atravesando el desierto.