El día de hoy un grupo de jóvenes hablará con el Presidente. Comparto aquí algunas preguntas que desearía ver respondidas sobre el deshonroso episodio de ayer.

¿Con qué propósito invitó usted a Donald Trump?  ¿Por qué prestó Los Pinos como escenario para el relanzamiento de una campaña que iba a la baja?

¿Por qué no esperó, antes de recibirlo en su casa, a que el candidato republicano diera el discurso de Arizona sobre migración?

Para leer columna completa: Clic aquí

Previous post Dos neuróticos y el alcalde futbolista
Next post Italia después del temblor