¿Por qué salió Chong?

Quien hizo la llamada fue Luis Enrique Miranda, subsecretario de Gobernación. Informó a su jefe que los estudiantes no estaban dispuestos a enviar una representación para dialogar. Eran 25 mil estudiantes los que querían sacar al secretario de sus oficinas en el palacio de Covián.

‘¡Que salga Chong!’ Coreaban frente a un templete montado por trabajadores del Sindicato Mexicano de Electricistas, ubicado en la calle de Ayuntamiento. Miranda intentó negociar con los líderes de la marcha politécnica pero la respuesta fue rotunda: el secretario o nadie.

Las opciones que tenía Osorio Chong eran pocas. Si él no accedía, aquel movimiento iba a seguir creciendo. Dos días después se conmemorarían 46 años de la represión estudiantil de 1968 y la memoria antigua, junto con el enojo presente, cocinaban un mal augurio.

Para leer columna completa: Clic aquí