Política de drogas

México ha sido uno de los países más lastimados por la guerra internacional contra las drogas. El sexenio del ex presidente Felipe Calderón fue consumido por un conflicto bélico que generó enormes costos en términos de homicidios, secuestros, desapariciones, éxodos migratorios y violaciones a derechos humanos. La administración actual, que retomó las medidas punitivas en contra del mercado de drogas, finalmente ha matizado la estrategia, abriendo las puertas a las medidas de control de daños y regulación de drogas.

El Presidente Enrique Peña Nieto, reacio a la regulación de las drogas, dio un sólido discurso en la Sesión Especial de las Naciones Unidas sobre Drogas (UNGASS). En Nueva York anunció un paquete de medidas que contemplan el aumento de la cantidad permisible de marihuana, la excarcelación de consumidores presos, así como la posibilidad importar cannabis con fines medicinales.

¿Son suficientes las medidas del presidente para regular efectivamente la marihuana? ¿Qué experiencias internacionales son útiles para el contexto mexicano? ¿Qué políticas públicas podrían permitirnos transitar con éxito del prohibicionismo a la efectiva regulación? ¿Deberíamos llevar la conversación más allá de la marihuana hacia otras drogas?

Jorge Javier Romero, Zara Snapp, Fernando Belaunzarán y Froylán Enciso conversan con Ricardo Raphael sobre el presente y futuro de la política de drogas en México.